Aquiles Hopkins, presidente de Fedeagro, Dijo que “quienes definen la política agrícola del país, y el marco de la economía no están comprendiendo cuál es el problema”, y señaló como uno de los principales conflictos el desabastecimiento.

Agregó que el establecimiento de precios acordados es algo que no tiene sentido ante la inflación que azota al país, y que cambia mensualmente.

Carlos Odoardo Albornoz, presidente de Fedenaga, afirmó que “ahora mismo no hay importaciones de carne, porque simplemente no hay divisas”.

Informó que ante esta situación se han producido “invasiones o intervenciones de fincas”, y presuntos hechos de contrabando de ganado, con un número estimado de 250 mil animales, más la muerte de al menos 112 mil reses por la extensión de la sequía, perjudicando fuertemente al sector ganadero.

Dijo que la intención del gobierno al aplicar esta medida es “hacerle creer a la gente que tiene algún tipo de preocupación por lo que está sucediendo con el tema de la canasta de los alimentos”.