La presidenta del Colegio de Enfermeras de Caracas, Ana Rosario Contreras, reiteró este jueves que, pese a ya haber obtenido pagos extraordinarios, “si no se mejora el salario” del sector salud, estos trabajadores se verán en la necesidad de “renunciar” a los cargos.
En caso de que exista una renuncia masiva, Contreras resaltó que se están realizando “cursos de enfermería”, pero advirtió que para atender a los pacientes “hay que cursar estudios” pues “en un curso de ocho horas no se va a preparar a alguien para sustituir a las enfermeras”.
“Si no nos mejoran los salarios, tenemos que tomar la decisión de renunciar. Yo pienso renunciar a mis servicios porque no puedo mantener a mi familia”, precisó la enfermera.
Dijo que hasta la fecha, desde que inició el paro el 25 de junio, se ha logrado el pago de 20 millones de bolívares y que ayer se hicieron los pagos de unas “incidencias salariales”, las cuales no llegan “ni a los 30 millones de bolívares”.
Asimismo, agregó que, de manera extraoficial, el gremio tiene información de que el ministro de Salud, Carlos Alvarado, está “adecuando su agenda” para reunirse con el sector. “Estamos en un problema donde hay una protesta y los trabajadores queremos negociar”, indicó.
Durante una entrevista en el programa Vladimir a la 1 que transmite Globovisión, Contreras explicó que ese sector “va a seguir en la lucha” y aunque se han acercado políticos de la oposición “esto es una lucha social y nos estamos convirtiendo en la voz de quien no ha tenido voz en Venezuela”. 
“Aquí no hay enfermeras de oposición u oficialistas, estamos todas unidas independientemente del afecto, porque algunas que apoyan al Gobierno están liderando esta lucha, esto es un tema de afectación económica”, aseveró.