La Asamblea Nacional (AN) exigió este martes al presidente de la República, Nicolás Maduro, publicar “de manera inmediata (…) las cifras oficiales de desnutrición” y permitir la utilización de un canal humanitario “para que a través de los distintos entes encargados de la salud se implementen las políticas y programas necesarios para lograr el mejor funcionamiento del sistema público nacional”.
En el primer punto de la sesión se aprobó un acuerdo con motivo del Día del Niño donde se exhorta a “las autoridades a promover planes y políticas que garanticen el bienestar de los más pequeños”.
La diputada a AN, Amelia Belisario, aseguró que para cubrir las necesidades básicas de un niño se necesitan por lo menos 6 ingresos mensuales sin considerar las vacunas y 13 millones diarios para sostener una familia.
Debatieron sobre la “dramática situación de la niñez venezolana” enfocados en la alimentación y posibles daños a nivel de salud a causa de la situación que atraviesa el país, explicó la parlamentaria Mariela Magallanes en nombre de la Comisión de la Familia.
Destacó que “no hay un plan para enfrentar y soportar la crisis alimentaria en este país”.
Por su parte, los diputados Melva Paredes y William Barrientos, alertaron sobre los problemas de salud que pueden arrojar los niños a futuro si su alimentación sigue siendo la misma que mantienen a causa de la escasez de alimentos y bajos salarios para la compra de los productos básicos. 
Paredes hizo mención del grupo de niños que han fallecido en el Hospital de Niños J.M. de los Ríos, “no por sus enfermedades, sino infectados con una bacteria presente en ese centro de salud”, situación por la que enfermeras llevan semanas protestando en diferentes estados del país.
El órgano legislativo, también aprobó un acuerdo con motivo de cumplirse 20 años de la firma del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional y anunciaron que serán remitidos a la CPI todos los documentos que demuestren las violaciones a los derechos humanos “que comete el Gobierno nacional”.
Crisis eléctrica en el estado Zulia 
Nora Bracho, diputada, denunció la precariedad de los servicios básicos en el estado. “Ni Mota Domínguez, Reverol y el gobernador viven bajo un techo de zinc. No tenemos en el Zulia ni agua, gasolina, no funcionan los cajeros electrónicos y no contamos con Internet”, precisó.
En este sentido, el presidente de la Asociación Venezolana de Ingeniería, Wiston Cabas indicó “que la crisis llegó al Zulia para quedarse. Con este Gobierno no hay solución al problema eléctrico” el cual, a su juicio, “no ha sido abordado seriamente” por el Ejecutivo.
Aseguraron que Maracaibo está dependiendo ahora del Sistema Interconectado del Guri. “Requerimos 2000 MW y recibimos sólo 1200” indicó el legislador, Juan Velazco.
Juan Pablo Guanipa, también puntualizó que el sistema eléctrico del Zulia “colapsó, es una tragedia, los zulianos están a oscuras. Enelven era una empresa buena que funcionaba. Pero la dictadura acabó con su historia y la corrompió”.
 
Diputado Tomás Guanipa denunció presencia de funcionarios del Sebin cerca de su domicilio
En medio de la sesión, el presidente de la AN, Omar Barboza, anunció que el diputado Tomás Guanipa se trasladó desde su residencia hasta el Palacio Federal Legislativo acompañado por una delegación de diputados, para incorporarse a la sesión del día.
Guanipa, quien la mañana de este martes denunció a través del Twitter la presencia de funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en las adyacencias de su domicilio en Caracas, hizo su intervención del día expresando “Funcionarios del Sebin pretendían entrar en mi residencia. Apuntaban desde afuera hacia mi casa, en donde se encontraba mi familia”.
Agradeció ” la solidaridad a diputados AN por lo ocurrido en mi residencia con el Sebin. Hoy (martes), desde las 8 y 40 de la mañana, cuatro patrullas empezaron a rondar mi domicilio, cerraron la calle, había funcionarios con armas largas, no ofrecieron explicaciones”, relató.
Situación en Nicaragua 
El diputado, Carlos Valero, en nombre de la AN se solidarizó con el pueblo de Nicaragua. “Los venezolanos podemos dar fe de lo que es luchar contra un régimen”, expresó.
Las protestas contra el presidente Daniel Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, comenzaron el 18 de abril pasado por unas fallidas reformas de la seguridad social y se convirtieron en una exigencia de renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción.
El estallido popular ha dejado cerca de 360 personas muertas, según organismos humanitarios, reseñó Efe.
Marco Aurelio Quiñones, aseguró que “Daniel Ortega es un genocida que está perfeccionando el manual que empezó Maduro en Venezuela”.
Además, la asamblea aprobó acuerdo en rechazo al comunicado del Caricom en la trigésima novena reunión ordinaria sobre el tema del Esequibo venezolano con el que reafirmaron su “posición nacionalista”.