Desde la 54°asamblea anual de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela –Fedenaga- se pidieron nuevos mecanismos legales para estabilizar el mercado y se presentó un balance sobre la extracción de ganado del país y de la retención ilegal de las reses.

Así lo manifestó su expresidente, Carlos Odoardo Albornoz, quien al referirse a la retención ilegal de reses señaló que “esa no es la mejor forma de hacer llegar los alimentos a los grandes centros de consumo” pues se ve afectada toda la cadena de intermediarios que con la inflación que antes tenían para comprar 10 reses y hoy compran con el mismo dinero solo media res, igual le sucede  a los carniceros al haber menos ganado y a los consumidores tienen menos carne”.

Por su parte, Armando Chacín, quien será el nuevo presidente de Fedenaga, habló sobre la recuperación del campo venezolano para vencer la guerra al hambre. “Esos son lineamientos muy viables, tenemos las herramientas, los profesionales y la tierra, pero nos hace falta los mejores componentes del gobierno para que podamos idear políticas que incentiven y que se conviertan en salarios tangibles de primer mundo”.