El excandidato presidencial, Henri Falcón, señaló este viernes que la dirigencia política del país debe ponerse al frente de la situación social de las grandes mayorías que reclaman cambio, “no sólo del gobierno, sino de la conducción del país”.

Falcón dijo que las reuniones que sostienen líderes de la oposición deben hacerse de cara al país, “toda las reuniones y la nueva unidad, la nueva oposición debe construirse de cara al país”.

Sobre el encuentro sostenido este jueves con el exmandatario de Miranda, Henrique Capriles Radonski, el secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos, el líder de Un Nuevo Tiempo, Manuel Rosales, el exrector del CNE, Vicente Díaz y el diputado de Primero Justicia, Julio Borges vía videoconferencia, Falcón resaltó que fue una reunión ”extraordinariamente importante, muy productiva, provechosa y respetuosa, lo que se busca es articular, reconstruir la oposición venezolana, más allá de las diferencias, en el propósito que nos une que es liberar al país de esta tragedia”.

Contó que se reunieron por iniciativa de Capriles y mostró su disposición a que estos encuentros no sean secretos. La política, a su juicio, hay que asumirla desde la realidad de la gente y no de los partidos. ”Pedimos una unidad superior, que debe trascender a los partidos”.

Dijo que la Concertación por el Cambio puso en agenda los temas del rescate del voto como instrumento político del cambio, abordar el supuesto proyecto de nueva Constitución que redactaría la Asamblea Nacional Constituyente, explorar una verdadera negociación concreta donde se aborde los verdaderos problemas del país, acompañar las protestas de calle de contenido social de manera pacífica, el acompañamiento internacional, aunque Falcón acotó que ”el problema en Venezuela lo resolvemos los venezolanos”.