Este  miércoles 18 de julio, la Universidad Nacional Experimental Rómulo Gallegos fue el escenario propicio  para promover la cultura, la música y el talento en un evento que tuvo lugar en el Auditorio Hugo Chávez Frías de esta  casa de estudio, que cumple 41 años de fundada  y que ha sido motivo para que el personal docente, administrativo, empleado, obrero junto a las autoridades, disfruten y compartan de las diversas actividades.

La comunidad unergista se deleitó con el primer debut del coro polifónico Niños Cantores Tío Simón, cuyo nombre exalta al cantante, músico, compositor, poeta, humorista y caricaturista Simón Díaz, conocido como Tío Simón.  Esta agrupación musical infantil es una iniciativa del profesor Ramón Garay, director del Orfeón Universitario,  conjuntamente con todo el equipo de la Dirección de Cultura de la Unerg,  y lo conforman 30 niños y niñas de las comunidades Los Bagres, La Guamita y estudiantes de la Escuela Joaquín Crespo.

Al auditorio Hugo Chávez Frías de la Unerg asistió la comunidad universitaria.

 El arte del canto…

Indicó el profesor Garay que el coro tiene tres meses de trabajo y surge con  el  objeto  de involucrar a los más pequeños en el arte del canto con  la práctica infantil; “que aprendan la música a través del juego, desarrollen aún más sus habilidades como la atención, la imaginación y  la concentración por medio  del canto y que conozcan los elementos básicos de la música”.

Contrapunteo…

El contrapunteo representa una de las costumbres  más populares de las parrandas llaneras. Es ejecutado por dos o más personas quienes con destreza y gallardía, sueltan al aire sus versos improvisados y se desarrolla bajo la melodía entonada por el arpa, cuatro y las maracas. En esta oportunidad, copleros guariqueños, acompañados por el conjunto  Caminos y Horizontes, deleitaron   a los presentes con versos y rimas del folclor venezolano.

Cuatro copleros improvisaron durante el contrapunteo.

Es así como Fernando Lozada, Joaquín Infante, Edgardo Guarán y Jesús Ramírez, se presentaron en la actividad y con su capacidad creativa y chispa de improvisación, debatieron por motivos diversos hasta finalizar con el cumpleaños número 41 del alma mater.