María Corina Machado aseguró este viernes desde Chivacoa, estado Yaracuy, que lo de Nicolás Maduro “podría considerarse una payasada si no fuese un genocidio”. Esto, a propósito de los recientes anuncios sobre la moneda venezolana. Para la coordinadora nacional de Vente Venezuela, este régimen delirante va en picada frente a un país que se levanta.

“No importan las diferencias que hayamos tenido antes; si estamos en la misma ruta, que es la de la salida del régimen, vengan. Este es nuestro país y lo tenemos que salvar nosotros mismos, nos necesitamos”, sostuvo.

A quienes preguntan por la unidad, les dijo: “es esta, con la gente, cumpliendo el mandato del 16 de julio. Creyeron que nos convertirían en una sociedad dependiente, pidiendo migajas, pero este país les dijo ´no´”.

La Coordinadora Nacional del partido de la libertad estuvo este viernes en una asamblea en San Pablo y luego presidió un recorrido por Chivacoa que terminó en el hospital Tiburcio Garrido, donde pacientes y enfermeras narraron el drama del centro de salud. “Este es un sitio de lamentos, porque no hay nada. Nos igualaron, pero en la nada”, dijo un paciente a las afueras del sitio.

Desde las ventanas, las madres de los niños en pediatría gritaban que no tenían nada para comer y pidieron a Machado subir a constatar la situación. Sin embargo, personal de la Milicia no lo permitió. “Tienen miedo a la verdad”, aseguró Érika, afuera, donde esperaba le dieran de alta a su hermano.

En Chivacoa, María Corina ratificó que el día después de Maduro será de celebración, pero también encuentro para trabajar en la reconstrucción del país. Dijo que aunque estas son las horas más oscuras, Venezuela tiene las ganas y el talento para superarlo.

“Todos los regímenes comunistas fracasan, todos terminan igual; destruyendo la moneda y forzando a sus países al trueque o a las divisas, pero hemos logrado resistir y el bien siempre triunfa”, agregó la dirigente.

En la actividad también participaron la diputada de Vente Venezuela, Dignora Hernández; el coordinador del partido en la entidad, Francisco Ferrer; la secretaria política Nancy el coordinador nacional de Organización, Henry Alviarez; el coordinador nacional de Formación, Pedro Urruchurtu; el diputado de Convergencia, Biagio Pilieri y el profesor de la Universidad de Carabobo, Pablo Aure.

Dignora Hernández aseveró en su alocución que muy pronto “Venezuela será la tierra de gracia que un día fue”, y para eso comprometió al Bloque Parlamentario 16 de Julio, del cual forma parte. “Cuenten con los parlamentarios que haremos valer el mandato ciudadano del 16 de julio, Venezuela renacerá pronto”, dijo.

Por su parte, Biagio Pilieri aseguró que más temprano que tarde el régimen de Maduro va a caer, y allí estarán listos los venezolanos para conquistar la libertad. En este mismo sentido, el profesor Pablo Aure sostuvo que “el régimen se hunde y los venezolanos debemos hacer peso para que termine de caer”.

De Yaracuy, la dirigente partió a Barquisimeto, estado Lara, para participar en la asamblea “Camino hacia la libertad”, organizada por residentes de la Urbanización Sucre, famosa por la arremetida violenta que encabezaron fuerzas del régimen el año pasado durante las protestas cívicas.