El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), presidido por el magistrado Maikel Moreno, en la búsqueda de optimizar la atención a los distintos públicos que acuden a su sede y sensibilizar a los servidores y servidoras judiciales, realizó un taller teórico práctico de trato adecuado para personas con discapacidad, en el cual participaron funcionarios y funcionarias de diversas dependencias del Alto Juzgado.

El taller fue dictado por personal del Consejo Nacional para las Personas con Discapacidad (Conapdis), y en el mismo personal del TSJ adscrito a la Gerencia de Seguridad y Protección Integral y a la Oficina de Relaciones Públicas y Protocolo conoció los distintos tipos de capacidad que puede presentar una persona (músculo esquelética, visual, auditiva, intelectual o múltiple), y la forma correcta de atender a cada ciudadano con su respectiva condición, tarea en la que sirvieron de apoyo y guía los propios funcionarios que hacen vida en el Máximo Tribunal y que presentan alguna condición de discapacidad.

Luego de conocer los aspectos teóricos, donde se abordaron los aspectos legales contemplados en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y en la Ley para la Atención de Personas con Discapacidad para atender a este grupo poblacional, los participantes del taller conocieron el aspecto práctico en el denominado Reto 5D, que consiste en que cada funcionario atraviesa cinco estaciones de un circuito mediante el cual puede vivenciar de manera directa cada una de las discapacidades y saber en consecuencia lo que siente la persona discapacitada