La fuente señaló que al menos 14 civiles, entre ellos tres niños, murieron en un ataque aéreo contra la localidad de Orm al Kubra, en el oeste de Alepo.

El bombardeo también dejó “decenas de heridos”, aunque la ONG no especificó su número.

También en el norte, aviones y helicópteros de las fuerzas sirias del presidente Bachar al Asad bombardearon varias localidades en el sur de la provincia de Idleb en los que al menos 8 civiles han muerto y al menos 45 han resultado heridos.

Los bombardeos alcanzaron las localidades de Jan Shijún y de Al Tah, ambas situadas en el sur de Idleb.

La ONG detalló que el número de muertos podría aumentar debido a que hay heridos en estado grave.

A finales de julio, Bachar al Asad aseguró que la liberación de la provincia de Idleb, último refugio de la oposición armada siria, es una prioridad para el Ejército sirio.

“Ahora mismo Idleb es nuestro objetivo, aunque no sólo”, dijo Al Asad en una entrevista con una medio ruso.

El Ejército sirio y sus aliados consiguieron en las últimas semanas tomar definitivamente el suroeste del país, donde aún operaban yihadistas del Estado Islámico, y mantiene una campaña en la sureña provincia de Sueida para acabar con elementos de ese grupo terrorista.