El presidente de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), Juan Pablo Olalquiaga, aseguró que las nuevas medidas económicas implementadas por el Gobierno no están estructuradas como la recuperación de la economía, sino para aplicar en el sentido cambiario un maquillaje representado en la cantidad de ceros que se están eliminando, como consecuencia de la devaluación del bolívar.

Juan Pablo Olalquiaga explicó que esto lo que intenta es dar una visión falsa de que el alto costo de la vida se puede haber reducido. “Esta medida de truncarle cinco ceros a los billetes, más allá del efecto visual que pueda ser, no podría tener ningún efecto en la práctica para detener la inflación, ya que esta no se parará a través de un cambio de cono monetario, sino frenando y eliminando la monetización del déficit fiscal, es decir que el Gobierno gasta más de lo que le ingresa, y aumentando de una forma importante los niveles de producción”.

Sobre la medida del anclaje del bolívar en el petro, el representante de Conindustria acotó, que el hecho de utilizar el petro como moneda de canje legal en Venezuela, les parece sustancialmente preocupante.

“Mucho más aún porque el respaldo que se dice tiene el petro es enormemente débil, al estar contextualizado sobre la base de unos barriles de petróleo que están en el sub-suelo, lo que no constituye en principio, sino de un nivel de endeudamiento adicional, que el Ejecutivo nacional está imponiendo”, dijo.

Olalquiaga precisó que más allá de eso, la pretensión de imponerlo a los fines de realizar transacciones, lo que busca es obtener dólares a cambio de petros, para legalizar las operaciones en una moneda que en principio se vería como que tiene estabilidad cambiaria frente a las monedas internacionales; pero que progresivamente su debilidad se verá cuando, aquellos que hayan cambiado dólares por petros, se van a encontrar que no van a poder revertir esos petros por dólares nuevamente.

“No obstante, esto va a generar un nivel de desconfianza  y de inaplicabilidad del petro. Así que esta medida más allá de que no es efectiva, a los fines de estabilizar la moneda nacional, más bien parece un mecanismo tramposo, para poderle extraer dólares a la ciudadanía, así como se buscó hacerlo a través del manejo de las remesas”, criticó.

Sobre la medida del aumento del precio de la gasolina, el presidente de Conindustria señaló que esto es difícil de entender, cómo si van a subir el precio de este hidrocarburo para recaudar más bolívares, por qué quitaron el impuesto sobre la renta de Pdvsa, por lo tanto es incongruente una medida con la otra.

Juan Pablo Olalquiaga opina que esta medida, obedece más a que hay una escasez de la gasolina, y la forma de disfrazarla es aumentando de forma significativa el precio, para bajar su consumo y así el usuario no perciba, los bajos volúmenes de combustible disponibles.