La Comisión Europea (CE) está apoyando a Italia y otros países miembros en la coordinación del desembarco del buque de la Guardia Costera italiana con 177 migrantes a bordo que todavía no tiene puerto, dijo la portavoz Tove Ernst.

La nave militar italiana Diciotti, con 177 inmigrantes a bordo, se encuentra desde el pasado jueves anclada frente a la isla de Lampedusa, después de que tanto Italia como Malta hayan rechazado por ahora darle puerto.

“La Comisión Europea ha sido contactada por las autoridades italianas por el buque con más de 170 migrantes a bordo. Como hemos hecho en anteriores ocasiones similares, estamos preparados para ofrecer apoyo en las tareas de coordinación entre los países que estén dispuestos a tomar partido en los esfuerzos de solidaridad”, dijo Ernst.

En ese sentido, señaló que el Ejecutivo comunitario está en contacto con varios países, aunque no especificó cuáles.

La portavoz recordó que la búsqueda y rescate es un asunto de derecho internacional, por lo que compete a las autoridades nacionales y no a la CE.

“No podemos confiar en arreglos ‘ad hoc’, necesitamos soluciones sostenibles. No es solo responsabilidad de uno o unos pocos Estados miembros, sino de la Unión Europea en su conjunto”, añadió.

Las discusiones sobre la gestión de las plataformas de desembarco se retomarán en el mes de septiembre entre los países miembros.