De acuerdo a las investigaciones realizadas por la Fiscalía General de la República (FGR), a cargo de Tarek William Saab, el atentado ocurrido el pasado 4 de agosto en la avenida Bolívar ha develado una importante participación de altos jefes militares en la presunta conspiración para asesinar al presidente Nicolás Maduro.
Hasta el momento han sido detenidos tres altos oficiales y uno de ellos está solicitada su extradición desde el exterior.
Ese vínculo, según la Fiscalía, no solo relaciona a miembros del componente armado con el suceso de 4 de agosto, sino con anteriores acciones del supuesto grupo que participó en el frustrado atentado.
Hasta el momento han sido detenidos: El general de división de la GNB Alejandro Pérez Gámez; el coronel Pedro Zambrano Hernández; el general de brigada Héctor Hernández Da Costa y está solicitado el coronel (GN) Oswaldo García Palomo.
El pasado 13 de agosto, en horas de la noche, a través de un corto video que grabó el propio, el general Hernández Da Costa, anunció que sería detenido por una comisión de la Dgcim que en ese momento estaba tratando de irrumpir en su casa, en Los Palos Grandes, Caracas.
En el video transmitido por la familia en las redes sociales se observa a Hernández en su vivienda advirtiendo que una comisión de la Dgcim se hallaba a sus puertas, tratando de irrumpir, sin presentar ninguna orden de allanamiento y sin ninguna orden de aprehensión.
“Me declaro inocente de cualquier situación que se me quiera atribuir de una manera perversa”, expresó en el video el general solicitado.
Hernández Da Costa, de 51 años de edad, ejercía como jefe de Estado Mayor de la REDI Capital. Fue primero en su promoción (1989) y comandó el destacamento 211 en Táchira durante las manifestaciones de 2014. De lo que se desprende que se trata de un militar de confianza con cargo que requiere el aval del Presidente de la República.
Otro alto oficial detenido el 13 de agosto fue el general de división Alejandro Pérez Gámez quien pertenecía al Alto mando de la GNB con el cargo de director de los servicios para el mantenimiento del orden interno.
El general de la Fuerza Armada de Venezuela, Alejandro Pérez Gámez, fue detenido bajo cargos de participar en el supuesto atentado contra el presidente Nicolás Maduro.
El mismo 4 de agosto fue detenido en horas de la noche el coronel de la GNB Pedro Zambrano Hernández por la Dgcim. Anteriormente, el 25 de enero fue detenido por presuntamente estar vinculado al asalto al fuerte Paramacay. Se encontraba en libertad por una medida cautelar del tribunal con orden de presentación.
Otro solicitado es el coronel retirado de la GNB Oswaldo García Palomo, acusado de haber sido el contacto en Colombia del grupo que se entrenó en la población de Chinácota para cometer el atentado del 4 de agosto.
Igualmente lo vinculan a Osmán DelgadoTabosky, autor intelectual del atentado. García Palomo estaba solicitado desde el mes de mayo por su participación en la llamada “Operación Armagedón” un supuesto golpe militar.