Paul Manafort, expresidente de la campaña de Donald Trump, fue declarado hoy, 22 de agosto, culpable de fraude bancario, evasión fiscal y de violación de la ley electoral durante la campaña del actual presidente de Estados Unidos (EEUU) durante el 2016.

Entre los cargos, se encuentra la presentación de una declaración de impuestos individual falsa en 2010, así como un cargo por declaración de cuentas bancarias en el extranjero falsa y dos cargos de fraude bancario.

Según la agencia rusa Sputniknews, Manafort enfrenta diez años de prisión por todos los cargos por fraude fiscal, un máximo de cinco años por ocultar dinero en bancos extranjeros y un máximo de 30 años por cada cargo de fraude bancario.

Trump se desentendió de estos hechos, en los que se encuentra involucrado por una supuesta participación de Rusia en la campaña presidencial, por lo que señaló que no tiene nada que ver con estas sentencias.

“Me siento muy triste sobre esto. No me involucra a mí, pero me siento mal. Es muy triste lo que está pasando. Esto no tiene nada que ver con la (causa de la supuesta) colusión de Rusia”, confesó Trump a la prensa, citado por la agencia rusa.