Moscú buscará frenar el deterioro de las relaciones entre Rusia y EEUU en la reunión que mantendrán mañana en Ginebra el jefe del Consejo de Seguridad ruso, Nikolái Pátrushev, y el asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton.

“Debemos encontrar algún punto en común y también entender si existen esos puntos y si nuestros interlocutores albergan ese deseo”, dijo Dmitri Peskov, el portavoz del Kremlin.

Peskov subrayó que en la agenda de la reunión hay muchos asuntos “candentes”, ya que “las relaciones bilaterales continúan deteriorándose”.

Precisamente, ese asunto fue tratado hoy por el presidente ruso, Vladímir Putin, en la reunión del Consejo de Seguridad, en la que se abordó tanto el estado de las relaciones con Washington como los “principales asuntos que enfrentan” a ambos países.

A su vez, Peskov rechazó las críticas de Bolton de que Rusia está “atascada” en Siria pese a que las fuerzas gubernamentales han recuperado el control sobre casi todo el país.

“No estamos de acuerdo con esa afirmación (de Bolton). Rusia juega un papel muy activo en la liberación de Siria del terrorismo internacional, del Estado Islámico y de otros grupos terroristas”, comentó Peskov.

Recordó que no se puede olvidar que los militares estadounidenses también están combatiendo sobre el terreno y que Rusia está contribuyendo a devolver a Siria al cauce del arreglo político, a que los refugiados regresen a sus hogares y a reconstruir el país árabe.