El abogado y coordinador de la asociación civil defensa por los Derechos Civiles, Rafael Narváez, dijo que los consulados venezolanos en el exterior no les están permitiendo la entrada a sus conciudadanos a los países que se dirigen, por lo que propone que se aparte la política y se humanice el trato con ellos.

“Hay que abrirles las ventanas del consulado y la embajada para saber cómo está su estado migratorio, el pasaporte se lo están negando. Algunos dicen que no hay prórroga, otros que para cinco años, lo más duro para el venezolano que está pasando frío y la xenofobia, es que un compatriota, por el hecho de ser político, no le abre las puertas, y esto es un acto complicado”, dijo Narváez, quien propuso que las instituciones diplomáticas realicen mesas técnicas para evaluar la cantidad de inmigrantes en países receptores.

Con respecto a la reunión que sostienen este lunes delegaciones de Colombia, Brasil, Ecuador y Perú, sobre el tema de la migración venezolana, el abogado reiteró que espera que tengan sentido humanitario, a la vez que entiendan que esta diáspora son de “inmigrantes desplazados de forma forzosa”.

En entrevista concedida a Vanessa Davies al programa Por donde vamos, transmitida por Unión Radio, el exparlamentario desestimó el carnet de la Patria como medida de beneficio para la población. “El carnet de la Patria es una imposición política, no puede ser que a nuestros ancianos si no lo tienen no comerán”, acotó.