España está dispuesta a hablar con Venezuela para “explorar las soluciones posibles” a la “gravísima crisis humanitaria” que vive el país bajo el régimen de Nicolás Maduro y también hará “todo lo posible para ayudar” al nuevo Gobierno de Colombia a que el pacto de paz con la exguerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) “conduzca realmente a la paz”.

A la situación de estos dos países se ha referido en Santander Josep Borrell, el ministro de Exteriores, al ser preguntado por la gira latinoamericana que inicia este lunes el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y que, según él, constituye el “primer paso de una mayor aproximación en términos prácticos, de contenido” hacia Latinoamérica y demuestra el “interés extraordinario” del Ejecutivo central en este entorno.

Respecto a Venezuela, en declaraciones a los medios de comunicación, Borrell ha reconocido que la situación en este país constituye, junto con el caso de Nicaragua, los “dos problemas graves” que hay en Latinoamérica, asuntos que, según ha dicho, se han tratado en él último Consejo europeo de Asuntos Exteriores y que, “seguramente”, se puedan volver a tratar en el Consejo informal que organiza el fin de semana en Viena.

El ministro de Exteriores ha señalado que España “tratará de ver de qué manera se puede colaborar” en la solución de esta situación, para lo que se ha mostrado dispuesto al diálogo con el régimen de este país.

“A veces se me critica porque he hablado con el ministro venezolano de Asuntos Exteriores. Claro, es que este es el trabajo que tenemos que hacer los ministros de Asuntos Exteriores. Para encontrar soluciones a las cosas hay que hablar”, ha apostillado.

Así, Borrell ha mostrado su disposición a “explorar las soluciones posibles” a la situación de Venezuela, que, a su juicio, “ya es una gravísima crisis humanitaria” en un país en el que –ha dicho– se “asocia la crisis económica con la crisis política”.