Con una misa en el altar de la tumba de San Pedro comenzó, este jueves,  la Visita Ad Limina Apostolorum de la Conferencia Episcopal Venezolana en el Vaticano.

El encuentro de los obispos criollos  con el papa Francisco, previsto inicialmente para el lunes 10 de septiembre,  se realizará el martes 11-S, a partir de las 10:30 am. ¿El motivo? El Pontífice ha querido orar por Venezuela junto al episcopado venezolano en el día de la Patrona de Venezuela, la Virgen de Coromoto.

La semana pasada, los obispos de Venezuela le expresaron su “palabra y sentimiento de cercanía, fraternidad y solidaridad”.

En un comunicado publicado el 30 de agosto, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) aseguró al Santo Padre su “firme convicción que es el Señor Jesús con su Espíritu, quien le impulsa a acrecentar la comunión y la colegialidad en la Iglesia”.

En el encuentro del martes 11 de septiembre de este año, en agenda, seguramente, estarán los temas diáspora, salud  y crisis económica y política.

En esta visita — a las tumbas de los apóstoles Pedro y Pablo—   “renovaremos nuestro compromiso de servicio apostólico al pueblo de Dios, en plena comunión con su persona como Sucesor de Pedro”.

“Como Pastores de este pueblo de Dios que peregrina en Venezuela, le acompañamos en su proyecto de hacer más visible el rostro de Cristo en la Iglesia, lo que tantas veces acarrea incomprensiones y hasta insidias, pero confiamos en la fuerza del Espíritu que anima y sostiene en todo momento”.

Los obispos venezolanos le aseguraron al Papa: “Compartimos sus preocupaciones y sus decisiones para sanear misericordiosamente aquello que ha generado desaliento, escándalo y hasta deserción de muchos católicos. Ante esto recordamos a Pablo: ‘todo lo puedo en aquel que me conforta’”.

“Desde Venezuela, un país que sufre, elevamos nuestra oración para que el Resucitado le siga asistiendo en la conducción de esta Iglesia que quiere seguir siendo en madre misericordiosa, pedagoga, servidora de la humanidad, Iglesia en salida”.

Monseñor José Luis Caraballo, obispo de Cabimas, describió un breve encuentro con el Papa. “ Dios les bendiga. Esta mañana tuvimos el encuentro y el almuerzo con el Papa Francisco. Él reza todos los días por Venezuela. Al decirle mi nombre, me dijo: ‘Tú eres el administrador apostólico de Cabimas’.

Para el servicio Vatican News, monseñor Mario Moronta, obispo de San Cristóbal, señaló: “  Llevaremos las alegrías y esperanzas, las dificultades y problemas de todos los habitantes de esta hermosa tierra. Tendremos la oportunidad de intercambiar ideas con el   Papa Francisco (…)”.

Monseñor Moronta informa, asimismo, que los prelados han enviado previamente al Santo Padre un informe general acerca de la vida de la Iglesia en Venezuela, y que el pasado 15 de agosto, en comunión con todo el Episcopado venezolano, rezaron ante la Virgen de la Consolación, por el éxito pastoral de esta Visita Ad Limina.