Para el diputado de la Asamblea Nacional y secretario general del partido MPV, Simón Calzadilla, la indemnización que solicitará el presidente Nicolás Maduro al gobierno colombiano, es un completo absurdo, que solo busca negar y ocultar el gran éxodo de venezolanos que han cruzados múltiples fronteras para huir del hambre, la falta de medicamentos y condiciones dignas para vivir en su propio país.

“Es ridículo que el gobierno pida indemnización por una migración que ocurrió hace 30 y 40 años. El drama que están padeciendo los venezolanos, es que son tantos los que llegan a otras naciones, que están causando profundas dificultades y problemas políticos y sociales en esos países”.

Asimismo expresó que el gobierno de Maduro no solo niega la problemática, sino que intenta aprovecharse de la situación, queriendo apropiarse de las remesas que envían los venezolanos en el exterior a sus familiares.  “Es condenable que a través del sistema cambiario y de casas de cambio quieran apropiarse de las remeses con una seudoliberalización cambiaria que no es tal”.

En este sentido, también afirmó que dicha política no será efectiva debido a que el precio de la divisa será fijado por el BCV, lo que se traducirá en que no será transparente ni atractivo para los venezolanos, pues siempre van a buscar una mejor cotización que les permita combatir el proceso hiperinflacionario, producido por el fracaso de la política económica implementada por el gobierno. “Es otra medida fracasada que busca confundir, engañar y aparentar flexibilización del tema cambiario cuando no lo es”.

Por otro lado, hizo referencia a la denuncia realizada por el mandatario venezolano sobre la supuesta intervención de EEUU, basada en un artículo publicado en el diario The New York Times, donde se revelan supuestas reuniones de militares venezolanos con el gobierno norteamericano; dejando claro que lo que se evidencia es el resquebrajamiento de la fuerza armada y el descontento que existe en sus filas.

“El gobierno norteamericano no se prestó para las peticiones de los militares rebeldes y los equipos que les estaban pidiendo, no fueron suministrados. Esto solo evidencia el doble discurso del gobierno venezolano cuando lo cataloga como intervencionismo, porque toda la comunidad internacional sabe que grupos irregulares colombianos tienen el apoyo logístico, político y territorial del gobierno de Nicolás Maduro”, finalizó el diputado