El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, envió una carta al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con el fin de programar una segunda reunión.

Asimismo, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, describió el escrito como ‘‘cálido y positivo’’.

De igual manera, Sanders aseguró que Trump, quiere que la cita se lleve a cabo.

Mientras tanto, destacó la importancia que tuvo que en el desfile militar en Pyongyang, no hubiesen misiles intercontinentales.

En este sentido, la acción de norcorea se consideró en Washington como una señal de progreso en las vías hacia la desnuclearización.

Caber recordar, que después de la reunión historia entre Kim y Trump, el avance de los acuerdos lo consideraron como nulo.